NUESTRA MISIÓN ES GUIAR A LAS PERSONAS DE TODA NACIÓN A UNA RELACIÓN PERSONAL CON JESUCRISTO.

En nuestra iglesia te ofrecemos un curso de discipulado que es la
RUTA DEL DIAMANTE.

¿Qué es el diamante?

Es el instrumento gráfico que hemos decidido utilizar como iglesia, el cual presenta un itinerario de cinco fases, que tiene como objetivo ayudar a cada creyente a crecer en su fe, lo cual bajo nuestro paradigma de propósitos, se logra experimentando vivencialmente cada uno de ellos.

El Diamante, como instrumento de crecimiento integral, cumple con formar al creyente en las bases fundamentales de la fe, dándole un enfoque equilibrado de lo que es la vida cristiana; sin embargo, son los ministerios los que van a perennizar el desarrollo saludable de cada integrante de la iglesia, los cuales deben trabajar coordinadamente para mantener equilibrada la salud integral del creyente.

Cada una de las 5 fases del diamante tiene dos ámbitos de alcance práctico que se complementan, siendo el primero “Doctrinal” y el segundo “Experiencial”; estos buscan que el participante experimente uno de los cinco propósitos fundamentales de nuestra fe (Comunión, Madurez, etc.)


Descripción de Cursos:

11. Primeros Pasos:

Esta es la primera fase que todo creyente en nuestra iglesia debe experimentar, ya que ella fija los fundamentos doctrinales de nuestra fe y confirma la decisión por Jesucristo del que participa. Aquí buscamos que el creyente empiece a experimentar el propósito de la “COMUNIÓN”.

¿Cómo lo logramos?

  1. Ámbito Doctrinal:
    Utilizamos el curso “Primeros pasos” que consta de 13 lecciones, el cual ofrecemos en clases grupales con un profesor asignado.
    Unido a lo anterior, el curso se enseña de manera individual por discipuladores autorizados por el responsable de “Primeros Pasos”, el cual llevará un control de su avance.
    Todos los que hayan culminado este curso, se les reconocerá públicamente con un diploma en una celebración dominical.
    En la lección número 11, se les invitará a los estudiantes a tomar la decisión de bautizarse, en el caso de las clases grupales el encargado de hacer esta invitación sería el pastor, alguno del consejo o el responsable de esta área.
    Entrevista con el nuevo para analizar como esta y hacer encuesta de vida.
  2. Ámbito Experiencial:
    El logro real de esta fase se alcanza cuando el creyente que ha desarrollado el curso, toma la decisión de Bautizarse. Dando testimonio público de su fe y siendo recibido por la congregación como parte de la membrecía.

2: Vida Discipular:VIDA_DISCIPULAR_1_1275322040P

La segunda fase del diamante busca colocar al nuevo miembro de la iglesia en un grupo pequeño “ADN”, lo que le permitirá disfrutar del propósito de la COMUNIÓN; el cual se constituya en la familia espiritual cercana, en la que aprenda a vivir su fe en la vida diaria.

¿Cómo lo logramos?

  1. Ámbito Doctrinal:
    El curso escogido para esta fase es “Vida Discipular”, que enseña los seis hábitos fundamentales  para tener éxito en nuestra vida cristiana; enfocando al creyente en la necesidad de vivir su fe en medio de una familia cercana (Los ADN).
  2. Ámbito Experiencial:
    El logro experiencial de la fase de “CONECTATE” se alcanza cuando el creyente bautizado forma parte de un “ADN”, en el cual podrá ser cuidado de manera cercana, recibirá alimento espiritual, y aprenderá de manera experiencial la comunión con otros creyentes.En el tema 4 del curso, uno de los responsables de los grupos ADN invitará a los alumnos a participar de un grupo pequeño, animándolos a unirse a uno en funcionamiento, o  abrir uno nuevo con los miembros de la clase. Los responsables de los ADN funcionarán como facilitadores de la conexión de los miembros de la iglesia a un grupo pequeño.

3. La Mente de Cristo:mente de Cristo 1

La tercera Fase del Diamante tiene como propósito ayudar al creyente a crecer en su “Madurez”, lo que le permitirá estar capacitado para descubrir en el futuro la Misión personal que Dios ha diseñado para su vida. Esta fase, además de cimentar de manera más profunda al alumno,  busca concientizarlo en la necesidad que tenemos de crecer constantemente en la fe.

  1. Ámbito Doctrinal:
    El curso escogido para esta fase es “LA MENTE DE CRISTO”; cuyos doce temas transformarán la manera de pensar del creyente en aspectos importantes para la victoria cotidiana. Temas como la Libertad en Cristo, Vivir en el Espíritu y otros, capacitarán al creyente para afrontar los retos que nuestro Señor ponga por delante.
  1. Ámbito Experiencial:
    La Meta practica para el final de esta fase, es que el alumno participe de un RETIRO ESPIRITUAL, que tenga como propósito enseñar a profundizar los conocimientos adquiridos, en una experiencia de búsqueda alejada de las preocupaciones cotidianas, donde pueda encontrarse con el Señor de manera diferente.

liderazgo de Jesus4. El Liderazgo de Jesús:

La Cuarta fase del diamante tiene como propósito ayudar al creyente a descubrir los dones que Dios le ha regalado, con los cuales pueda alcanzar la misión personal que Dios ha planeado para él.

 

  1. Ámbito Doctrinal:
    El curso escogido para experimentar esta fase es “El Liderazgo de Jesús”,  que consta de cinco semanas y desarrolla una visión diferente del servicio cristiano, basado en el modelo de Jesús. Añadido a esto el curso brinda herramientas prácticas para descubrir sus dones entre otras herramientas que le equiparán para el desafío de servir.
  2. Ámbito Experiencial:
    La Coordinación de esta fase ha preparado un formato con las distintas opciones de servicio que ofrece la iglesia, disponiendo también de un cuestionario y una entrevista, que busca unir los dones del creyente con las habilidades adquiridas, la pasión de su corazón por un ámbito de servicio y su personalidad; todo ello para lograr que el creyente experimente el propósito fundamental del servicio.

5Mi experiencia con Dios. Mi Experiencia con Dios:

La última fase del diamante, busca volver al creyente al lugar de donde fue quitado, al mundo alejado de Dios; sin embargo esta vuelta tendrá como propósito dar a conocer el poder de Dios que ha conocido. Para lograr este propósito buscamos equipar y brindar oportunidades misioneras a los que pasan a este nivel de crecimiento.

  1. Ámbito Doctrinal:
    El curso elegido para equipar al creyente en su visión misionera es “Mi Experiencia con Dios”. Este curso le ayudará a abrir sus ojos a las invitaciones que Dios hace para involucrarnos en lo que él está haciendo en nuestro entorno y fuera de él; le llevará a hacer los ajustes necesarios para unirse a la obra de Dios, y le enseñará a discernir la voluntad de Dios para su vida de una manera más profunda. En la unidad 9 del curso, se les presentará a los alumnos de esta fase diferentes opciones misioneras, cortas y medianas, en las cuales puedan participar y poner en práctica lo aprendido.
  2. Ámbito Experiencial:
    Para el logro experiencial de esta fase, el equipo de “Experimenta la Misión”  debe preparar programas misioneros, cortos y medianos (un día, fin de semana, una semana completa) que ayuden al creyente a desconectar de su rutina y enfocarse en lo que Dios está haciendo y puede hacer al derredor suyo y a través de él.
    El estar familiarizado con experiencias misioneras  cortas, hará más fácil que la iglesia se involucre en misiones de mayor envergadura, como lo sería abrir una iglesia en otro punto de la ciudad, o abrir una obra misionera en un pueblo fuera de Barcelona.